LABOR DEFENSIO

BAJA VOLUNTARIA Y PRESTACION DE DESEMPLEO

21.09.2015 18:14

Se interpreta la baja voluntaria, como un acto libre y personal mediante el cual el trabajador presenta su dimisión en su puesto de trabajo y por consiguiente, con ese carácter voluntario, libre y personal extingue de forma unilateral su relación laboral. Esta causa extintiva, no da derecho a percibir ninguna compensación indemnizatoria y mucho menos prestación por desempleo.

Artículo 49.1.d (Estatuto de los Trabajadores):

“El contrato de trabajo se extinguirá: (…) por dimisión del trabajador,  debiendo mediar el preaviso que señalen los convenios colectivos o la costumbre del lugar”.

 

Resulta lógico, que si de manera libre y voluntaria se procede a extinguir el vínculo laboral que nos une con la empleadora, se produzca el efecto de quedar fuera del ámbito de protección de las políticas de empleo a través   de la prestación de desempleo, Una prestación que despliega su efecto de compensar o tratar de compensar( con cierta temporalidad) el lucro cesante que se produce en el trabajador cuando accede a la situación legal de desempleo, con la perdida de la retribución que le correspondía como consecuencia de la prestación de servicios a la empleadora.

Sí posteriormente a la baja voluntaria el trabajador accede a una nueva oferta de empleo y la materializa en una nueva contratación laboral, puede reactivar la prestación de desempleo, siempre y cuando la extinción de este último contrato no se deba a dimisión del trabajador. Extinguido este segundo contrato, el trabajador se encuentra en una cierta situación legal de desempleo y tiene derecho a solicitar la prestación de desempleo en la que se computarán la totalidad de los años o tiempo cotizado y que no hayan sido consumidos en anteriores prestaciones de desempleo.

 

El hecho de que en la nueva contratación (considerando que la anterior extinción fue por baja voluntaria), se produzca como causa extintiva “r no haber superado el periodo de prueba”, no tendría derecho a la prestación de desempleo, con arreglo al criterio legal establecido en la LGSS, determinando que entre una baja voluntaria y la solicitud de la prestación de desempleo han de transcurrir como mínimo 3 meses.

Esta excepción, no deja de ser un mecanismo que articula la Administración para combatir el fraude en materia de desempleo, a través de la simulación de relaciones laborales que permitan el acceso y cobro de forma indebida de las prestaciones de desempleo.

El propio Tribunal Supremo, considera en sus pronunciamientos, en lo que a la contratación temporal se refiere, que será el Servicio Público de Empleo el que determinará la existencia o no de contrataciones fraudulentas; siempre que existan indicios notorios, pero sin que coexistan criterios faltos de objetividad o arbitrarios que puedan cercenar el derecho a la prestación al trabajador que se contrata a lo largo de un tiempo con sucesivos contratos de duración determinada.

 

FUENTE:

.-  Real decreto legislativo 2/2015, de 23 de octubre. Artículo 49.1.d

.- Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se desarrolla la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de Protección por Desempleo. Articulo 1.

.- Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

 

.- STS Sala 4ª de 2 octubre 2007.

.- STS Sala 4ª de 24 febrero 2003.

.- SEPE.

Graciano Amador Maujo Iglesias

Graduado Social

www.gracianomaujoiglesias.es

 

Buscar en el sitio

Contacto

Graciano Amador Maújo Iglesias Concierte cita previa. Muchas gracias.